domingo, 6 de março de 2011

¿USTED PIENSA QUE EL ENERGÉTICO ES AGUA? Mitos y verdades de la bebida


Ellos dejan el cuerpo más acelerado, pero después el cansancio viene doblado. Para enfrentar la agitación de la rumba, o para espantar el cansancio de una noche mal dormida. Estos son apenas dos de los motivos para consumir energéticos, los hoy llamados de “refrescos para adultos”.


Según la Asociación Brasileña de Industrias de Gaseosas y Refrescos no alcohólicos, entre julio y diciembre de 2008, el consumo de estos productos en Brasil fue de 11.7 millones de litros.


En el mismo período del 2009, ese númer
o ya era de 17,3 millones, un salto de 48,5%. Generalmente asociada a las fiestas, rumbas nocturnas y a la mezcla con bebidas alcohólicas, la bebida producida a base de sustancias estimulantes, que dan más fuerza al organismo durante un determinado período, también viene siendo relacionada a hábitos de vida saludable, como la práctica de deportes.


En Brasil, una de las cinco marcas que disputan el mercado nacional, la TNT, es la patrocinadora de 16 atletas olímpicos brasileños. Su representante más notorio es el nadador César Cielo, campeón olímpico y recordista mundial de los 50 metros libres.


Pero, ¿será que los energéticos son benéficos para la salud? O, por el contrario, ¿pueden traer consecuencias al organismo? Y, ¿será que vician? En una competencia, ¿puede dar doping? La lista de dudas que rondan los tales “refrescos” es grande. Veamos lo que dicen algunos especialistas: Jorge Zogaib, fisiologista especializado en medicina deportiva, Edson Ármalo, entrenador personal, Roberta Stella y Patrícia Ramos, nutricionistas.


¿QUÉ ES UN ENERGÉTICO?

Los energéticos con bebidas a base de cafeína y otras sustancias estimulantes, como la taurina y la glucoronolactona, que potencializan la respuesta del cerebro a los estímulos, dejando el cuerpo más activo o acelerado.

Su fórmula hace con que la persona se sienta revitalizada durante algunas horas lo que causa una disposición aparente. Pero la acción de los energéticos también tiene un efecto rebote para el organismo.


"Es un medio falso de restablecer el pique. Pasado el efecto, usted queda aún más cansado y siente los efectos del estrés muscular", explica el fisiologista Paulo Zogaib.


Cuando son consumidas en exceso, las sustancias estimulantes causan ansiedad, agitación, cefalea y, en algunos casos, presenta un grado de toxicidad cuestionable, como la taurina y la glucoronolactona. "Son sustancias que alteran el funcionamiento de nuestro organismo de forma brusca, por eso deben ser ingeridas con moderación y cierta cautela", dice Zogaib.

UN ENERGÉTICO, ¿HIDRATA EL CUERPO?

No. Por el contrario, es una bebida diurética que hace al organismo eliminar líquido. Según la nutricionista Roberta Stella, la principal característica de los energéticos es aumentar la res

istencia física debido a la presencia, principalmente, de la cafeína. "Ellos no fueron desarrollados buscando la hidratación, y, por eso, no deben ser consumidos con esta finalidad. Es necesaria la ingestión de agua para obtener una buena hidratación", explica.


¿PORQUÉ LA COMBINACIÓN CON ALCOHÓL ES PELIGROSA?

Cuando son consumidos en combinación con alcohol, los energéticos provocan aumento de adrenalina, palpitaciones, sudor y, dependiendo de la cantidad ingerida, pueden llevar a la deshidratación, ya que los dos son diuréticos.

Según Paulo Zogaib, la combinación del energético con el alcohol es peligrosa por que lleva a excesos de ingestión de ambas sustancias.

"El alcohol es un depresor del sistema nervioso central (retarda las respuestas del cerebro a los estímulos) mientras que el energético es un estimulante, por eso, cuando ingerimos alcohol, es preciso aumentar la dosis de energéticos para alcanzar ele efecto de euforia. La persona que bebe la mezcla queda más acelerada por la acción del estimulante y más corajosa por la acción del alcohol, lo que puede ser peligroso”, afirma el fisiologista Paulo Zogaib.


LA MEZCLA DE ENERGÉTICO Y ALCOHOL CAUSA 3 VECES MÁS EMBRIGUEZ.


La combinación entre energéticos y bebidas alcohólicas puede causar tres veces más embriaguez, en comparación con el consumo exclusivo de alcohol, según un estudio de la Universidad de la Florida (EUA), publicado en el periódico Addictive Behaviors.


Otros estudios ya habían descubierto que el 73% de los universitarios americanos y el 85% de los estudiantes de medicina italianos consumían esa peligrosa mezcla. En esta investigación más reciente, fueron entrevistados más de 800 frecuentadores de bares con edad universitaria, que respondieron sobre sus hábitos de ingestión de bebidas.


Además de concluir que la tasa de embriaguez aumenta en hasta tres veces, los análisis también sugieren que los consumidores de la mezcla alcohol y bebidas energéticas tienen a permanecer más tiempo en los bares, pues con más “gas”, dado por la cafeína y los otros estimulantes del energético, se quedan empeñados en beber por un período de tiempo mayor. En segundo lugar, también fue verificado que los jóvenes que relantan consumir bebidas energéticas mezcladas con alcohol tienen 4,26 veces más chances de conducir automóvil después de salir del bar.


Uno de los motivos de la popularidad de la combinación alcohol-energéticos es la creencia de que al ingerir cafeína con una bebida alcohólica, el efecto estimulante de la cafeína neutraliza el efecto depresor del alcohol. Lo que no es verdad. La cafeína simplemente reduce la sensación de somnolencia causada por el alcohol, pero no la “lerdaza” causada por la embriaguez. Otro mito es que, por ser una bebida, los energéticos hidratarían el cuerpo, mientras que, en verdad, son diuréticos.


¿EL ENERGÉTICO TIENE LA MISMA FUNCIÓN DE LOS ISOTÓNICOS?

No. Para la nutricionista Patrícia Ramos, ésta es una substitución peligrosa que puede llevar a problemas más serios con la deshidratación. De acuerdo con una investigación realizada por la UNIFESP, en diciembre de 2009, 20% de las personas que beben energéticos los consumen en los gimnasios como si fueran isotónicos.

Los energéticos fueron creados para amenizar la sensación de cansancio, mientras que los isotónicos tienen el objetivo de reponer el agua y las sales minerales que perdemos después de una actividad. "Los energéticos aceleran nuestro cerebro y nuestras funciones, camuflando la sensación de cansancio. Ya los isotónicos reponen nutrientes importantes. Cambiar uno por el otro puede comprometer la salud y el desempeño de quien no está atento a estas diferencias", explica Patrícia.

¿HACE MAL TOMAR EL ENERGÉTICO EN AYUDAS?

El riesgo de tomar un estimulante en ayudas está ligado a la absorción de sus sustancias por el organismo. "Un energético ingerido en ayudas puede comprometer las funciones del estómago y de todo el aparato digestivo, además de potencializar los efectos de la bebida en la medida en que su absorción se torna más rápida y los efectos más intensos", explica o fisiologista.

¿TOMAR SÓLO EL ENERGÉTICO, SIN COMBINARLO CON ALCOHOL, PUEDE PERJUDICAR LA SALUD?


El médico clínico general explica que los energéticos, cuando son consumidos solos, también hacen mal y que, a pesar de ser mucho más peligrosos cuando son combinados con bebidas y otras sustancias, acaban comprometiendo la salud, tanto como cuando son consumidos aisladamente, en función a la alta dosis de cafeína y de otros estimulantes.

¿PERJUDICAN EL SUEÑO?

Sí, En un primer momento, usted pierde el sueño y queda acelerado, pero, según Paulo Zogaib, cuando se acaba el efecto, el organismo necesita compensar las horas de sueño perdidas y de ahí que la persona tiende a dormir más. "Usted queda agitado por unas horas y no duerme. Después, duerme demasiado para compensar el tiempo perdido", explica.


¿HAY INTERACCIONES PELIGROSAS CON MEDICAMENTOS?


Sí. El resultado de la combinación de energéticos con medicamentos puede ser bastante perjudicial al organismo. Si la persona ya tiene algún problema de salud, tiende a empeorar. El uso aislado de los estimulantes ya altera las funciones del organismo. "Si el remedio también fuera estimulante, por ejemplo, podría haber una inhibición de su efecto", dice Zogaib.

¿VICIA EL ORGANISMO A PUNTO DE PERDER EL EFECTO?

Sí. Así como los demás estimulantes químicos (cafeína o drogas, como la cocaína, entre otros), ellos dejan de hacer efecto si tienen un uso continuo y la persona para a ingerir cantidades cada vez mayores para obtener el mismo resultado. "Eso varía mucho de persona a persona, pero en general, el cuerpo de acostumbra y pide cada vez más. Vira un círculo vicioso grave", explica Paulo.

¿LOS NIÑOS PUEDEN TOMAR? ¿PORQUÉ ES LLAMADO DE REFRESCO PARA ADULTOS?

Según el Médico Clínico general Flávio Tocci, los energéticos son así conocidos por que, a pesar de no ser alcohólicos, presentan una dosis alta de cafeína y de sustancias con nivel toxicológico cuestionable, y el organismo de un niño no está preparado para recibir estas dosis. "Si un adulto ya queda acelerado, imagine un niño. El puede llegar a presentar temblores, quedar nervioso y muy acelerado. No es apropiado", explica.

¿TIENE LÍMITE DE CONSUMO? ¿PUEDE CONSUMIRSE TODOS LOS DÍAS?

No deben ser consumidos todos los días, principalmente sustituyendo jugos, agua o refrescos tradicionales en las comidas. El clínico general Flávio Tocci explica que no hay una indicación positiva comprobada en relación a los energéticos y que ingerirlos una o dos veces en la semana no hace daño, pero que consumir este tipo de bebida todos los días puede traer complicaciones, así como ocurre con la ingestión excesiva de cualquier otro estimulante.


Flávio explica que la cantidad exacta permitida depende del organismo y de la receptividad de cada persona, pero que, en general, se debe mantener cautela con el consumo de estas bebidas. "Todo lo que altera el funcionamiento de nuestro organismo debe ser consumido con moderación", continua.


¿LOS ATLETAS PUEDEN CONSUMIRLO? ¿DÁ DOPING? ¿EL ENTRENAMIENTO RINDE MÁS DESPUÉS DE TOMAR UN ENERGÉTICO?


De acuerdo con el entrenador personal, Edson Ramalho, el rendimiento físico de cualquier persona aumenta después de la ingestión de este tipo de bebida: "La persona rende más por que los energéticos aumentan la frecuencia cardiaca y la temperatura del cuerpo, mejorando la resistencia y el rendimiento del atleta", explica el personal. Sin embargo, Edson explica que a pesar de ser liberadas por el Comité Olímpico, las sustancias que componen los energéticos, cuando son ingeridas en exceso, pueden caracterizar doping.


"Ellas son vistas como bebidas naturales, pero la cantidad ingerida podría caracterizar doping se los miembros del comité entendiesen que el atleta hizo uso de estas sustancias intencionalmente para rendir más en la competencia”, explica Edson.

¿SE PUEDEN TOMAR PENSANDO EN COMBATIR LOS SÍNTOMAS DE LA GRIPA, COMO EL CANSANCIO?

Para el clínico general Flávio Tocci, los energéticos pueden comprometer la recuperación de un paciente con gripa o con algún otro problema, si son consumidos en exceso. "El problema es combinar energéticos y remedios y acelerar un organismo que ya está más debilitado. No hace mal si es consumido una vez u otra, pero cuando el paciente presenta cualquier problema de salud, debe tomar con cuidado para no agravar aún más su estado", explica.

¿LOS ENERGÉTICOS ENGORDAN?

La nutricionista Roberta Stella explica que los energéticos contienen valor calórico semejante a la cantidad de un vaso de gaseosa o de suco de naranja y, por eso, quien desea adelgazar debe consumir con moderación.

Nenhum comentário:

Postar um comentário

Postar um comentário